Causales comunes para que sea viable la prisión domiciliaria:

  1. Mayor de 65 años, siempre que su personalidad, naturaleza y modalidad del delito hagan aconsejable la medida. 
  2. Mujer a quien falten dos meses o menos para el parto o no han pasado seis después del alumbramiento.
  3. Estado grave por enfermedad, previo dictamen de médicos oficiales. 
  4. Madre o padre cabeza de familia de hijo menor o que sufra incapacidad permanente, que haya estado bajo su cuidado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *