Cuales son las causales de divorcio:


Las relaciones sexuales extra-matrimoniales de uno de los cónyuges.

El grave e injustificado incumplimiento por parte de alguno de los cónyuges de los deberes que la ley les impone como esposos y padres.

Los ultrajes, el trato cruel y los maltratamientos de obra.

La embriaguez habitual de uno de los cónyuges.

El uso habitual de sustancias alucinógenas o estupefacientes, salvo prescripción médica.

Toda enfermedad o anormalidad grave e incurable, física o psíquica, de uno de los cónyuges, que ponga en peligro la salud moral o física del otro cónyuge e imposibilite la comunidad matrimonial.

Toda conducta de uno de los cónyuges tendiente a corromper o pervertir al otro, o a un descendiente o a personas que estén a su cuidado y convivan bajo el mismo techo.

La separación de cuerpos, judicial o de hecho, que haya perdurado por más de dos años.

El consentimiento de ambos cónyuges, manifestado ante Juez competente y reconocido por éste mediante sentencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *